lunes, 24 de junio de 2013

Consecuencias de la guerra civil siria

La guerra civil siria, terrible como todas las guerras civiles, lleva camino de superar los cien mil muertos, mientras que el dictador bazzista Bachar el Asad recupera terreno y se dispone a combatir a los rebeldes en Alepo, el bastión suní sirio. El devenir bélico es la última muestra del fracaso de Occidente, atrapado en sus contradicciones, una de las cuales implica que armar a los rebeldes supone potenciar el yihadismo suní cercano a Al Qaeda. La Unión Europea, a la que le cuesta meses y meses adoptar una posición conjunta, parece proclive a esos rebeldes, mientras que Estados Unidos se resiste a meterse en otro polvorín, evidenciando que ya no domina el mundo y que la desastrosa herencia de la administración Bush junior es demasiado pesada. Rusia y China, aliados del régimen alauí sirio, se erigen como los grandes vencedores de la última crisis de Oriente Próximo, mientras que Turquía, fiel aliada norteamericana, se ha visto alterada por la propia guerra siria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada